Museos coyantinos “YoMeQuedoEnCasa”: Monumentos de Valencia de Don Juan (desaparecido) Iglesia de Santa Marina

Pieza_014 (3)

Monumentos de Valencia de Don Juan (desaparecido)

 Iglesia de Santa Marina

Cronología: c. 1350-1926

 

La destrucción de la Iglesia de Santa Marina fue una de tantas barbaridades cometidas contra el patrimonio histórico-artístico de Valencia de Don Juan, aunque en su caso sí parece que dejó huella. Al respecto escribieron los coyantinos Teófilo García Fernández: “¿Un caso de abulia, de marasmo, de inconsciencia colectiva de las autoridades y del pueblo?” o Eulogio Alonso González: “vergonzosamente derruida en 1926 por causa de la barbarie municipal y la desidia y la dejadez suicidas del pueblo”.

La iglesia de Santa Marina fue uno de los 14 templos religiosos que tuvo Coyanza en la Edad Media y la Edad Moderna (10 parroquias, 2 iglesias y 2 ermitas) y de las cuales hoy sólo queda una en pie, la antigua iglesia conventual de los PP Dominicos, actualmente cedida a los PP Agustinos. La parroquia de San Pedro, como expusimos hace unos días, se construyó en el siglo XIX.

Situémonos en la actual plaza de Santa Marina. Parece mentira que en el espacio que ahora ocupa el jardín hubiera toda una iglesia. Por la estrechez del espacio era de una sola nave, eso sí, rodeada de magníficos pórticos de madera. Sólo la capilla mayor, al fondo Este de la plaza, carecía de soportales.

Al Oeste, en la zona más ancha de la plaza, se ubicaba una maravillosa torre mudéjar, de tapial revestido de ladrillo en tres de sus cuatro fachadas. Poseía 5 cuerpos de altura, separados por cornisas; en los dos cuerpos superiores se situaba el campanario, con dobles vanos de arcos algo apuntados bajo frisos de esquinillas, todo en ladrillo, bajo cubierta de teja a cuatro aguas.

Se suelen destacar siempre los artesonados que cubrían la iglesia de Santa Marina de Valencia de Don Juan. Los conocemos en parte gracias a las fotografías que publicó Manuel Gómez Moreno y a la descripción de José Mª Luengo Martínez. La cubierta de la nave tenía efectivamente forma de artesa invertida, con distintas partes. La capilla mayor se cubría con una espléndida armadura ochavada de madera. Y luego existía también un coro de madera o alfarje que actualmente se atribuye –no sin dudas– al conservado en el Museo del Prado dentro de la sala Várez Fisa.

Pero además de dichos elementos, la iglesia de Santa Marina albergaba otras muchas joyas artísticas como yeserías, arcosolios con escudos o la magnífica portada Sur de estilo isabelino, más todo el patrimonio mueble (retablos, imágenes…) entre los que destaca, como no, el Bendito Cristo de Santa Marina.

¿Cómo y cuándo desapareció esta iglesia? El Jueves Santo de 1926 se derrumbó parte del muro Norte (hoy daría hacia la calle Valparaíso). Pero sólo cayó eso. Hubo desperfectos de algún retablo, pero poco más. La iglesia se podía haber restaurado perfectamente. Sin embargo, se dejó al abandono y la rapiña de los expoliadores de arte. La iglesia se desmontó por completo y muchos de sus elementos se vendieron a anticuarios (sin permiso), entre ellos los artesonados (¿dónde están hoy día?).

La torre, según Miguel Ángel Millán Abad, ¡se dinamitó! Qué barbarie, conociendo la descripción que publicó el arqueólogo astorgano José María Luengo, quien no dudó en aseverar que, en conjunto, la de Santa Marina de Valencia de Don Juan era “la mejor iglesia mudéjar de la provincia de León”.

Si queréis conocer con más detalle la historia y el arte que albergaba la desaparecida Iglesia de Santa Marina podéis ver la grabación de una conferencia que el historiador Javier Revilla Casado ofreció sobre la misma en la Semana Cultural de 2014

https://www.youtube.com/watch?v=iewQYG9DZjA&t=99s