Museos coyantinos “YoMeQuedoEnCasa”: Trillos (Exposición Temporal LABRANDO PASADO)

Pieza013 (2)

Pieza: TRILLOS

 

Lugar de origen: Valencia de Don Juan y Quintanilla de Los Oteros

Cronología: Mediados del siglo XX

Conservado en: Colecciones de las familias Marcos-Garrido y Fernández-Alonso

Exposición Temporal LABRANDO PASADO (ExpoCoyanza)

 

Según la RAE, trillo viene del latín “tribŭlum” y significa: “instrumento para trillar, que comúnmente consiste en un tablón con pedazos de pedernal o cuchillas de acero encajadas en una de sus caras”, definiendo trillar como “quebrantar la mies tendida en la era, y separar el grano de la paja”.

El trillo es una de las herramientas complejas más antigua. Ya se conocen representaciones de época sumeria en las que aparecen trillos muy parecidos a los que tenemos en la Exposición “Labrando Pasado”. Por ejemplo en una tablilla grabada procedente de Kish (actual Irak), datada en el año 3350 a.C., o en un cilindro-sello datado en el III milenio a.C. hallado en Arslantepe-Malatya (actual Turquía) representando una trilla ritual.

Y hay pinturas egipcias que los reproducen con todo detalle, especialmente los frescos de la Tumba de Najt, funcionario al servicio del faraón Tutmosis IV (1400 a 1390 a.C.) con el cargo de “jefe de los graneros”. En ambos periodos los trillos aparecen con timón, es decir, unidos al tiro mediante un brazo rígido de madera. Este tipo de enganche se utilizó hasta principios del siglo XX, viéndose en algunas fotografías antiguas. Posteriormente se emplearon las cadenas y balancines, que eran menos rígidas y permitían mejores movimientos.

Hablamos del conocido como trillo de pedernal. Tiene forma de trineo, estando formado principalmente por tablascurvadas hacia arriba por la parte delantera, unidas por varios listones. En el segundo listón está el o los ganchos que se unirían al balancín mediante unas cadenas, para efectuar el tiro de los animales (mulas, vacas, bueyes…) o modernamente tractores. Sobre el trillo iría sentada una persona para conducirlo, llevando habitualmente lastre o peso (piedras o sacos llenos, muchas veces niños también). Lo que nunca podía faltar sobre el trillo era un caldero para recoger los excrementos de los animales  antes de que cayeran a la era.

La parte inferior de los trillos lleva incrustadas cientos de piedras cortantes de silex o pedernal que son las que, al rozar contra la mies, rompían las espigas y soltaban el grano de la paja. Los encargados de la construcción y mantenimiento de estos aperos eran los famosos “enchifleros” o trilleros de Cantalejo (Segovia), que visitaban anualmente todos los pueblos de nuestra comarca. Durante la pasada Feria de Febrero tuvimos la suerte de disfrutar de una estupenda demostración de Gaudencio, uno de los últimos trilleros de Cantalejo. Puedes ver aquí un vídeo de su trabajo en vivo el pasado el 23 de febrero de 2020 en Valencia de Don Juan.

https://www.facebook.com/javi.revilla/videos/10158307093000712/UzpfSTEzNTM2MzcyOTk3NzM5NzoxMzkxMjA0ODA0MzkzMjc3/

Descripción o cita del TRILLO en algunos libros de nuestra comarca:

  • Valdevimbre (Rafael GONZÁLEZ PRIETO, 1986:57): “el trillo, con el cuatadero de tiro para moler la paja y separar el grano”
  • Castilfalé (Mª Dolores ROJO LÓPEZ, 1987:76): “Trillo: instrumento rectangular hecho de láminas de madera yuxtapuestas y reforzadas con travesaños. Aparece ligeramente elevado en su parte delantera. En el reverso se insertan diminutos fragmentos de sílex que son los que friccionan la superficie del terreno con el grano para triturarle. Los precedentes del trillo se encuentran ya en el antiguo tribulum romano extendido, más tarde, a los países del Mediterráneo”
  • Fuentes de los Oteros (Ana Mª GARCÍA VICENTE, 1998:170-171): “En mayo o junio venían siempre los llamados trilleros que traían toda clase de trillos […] eran de madera de pino, cuanto menos sangrada fuera la madera o más oscura, eran de mejor calidad. Venían acompañados de toda su familia, estaban durante una semana o más dependiendo del trabajo que hubiera para reparar trillos viejos. Esta labor era efectuada por las mujeres: hacían cantar al martillo para empedrar los trillos con una habilidad y soltura que daba envidia. Los traían en carros de ruedas de hierro y madera muy bien colocados y tirados por ganado. Venían de Cantalejo (Segovia)”
  • Gusendos de los Oteros (Maximiano PASTRANA SANTOS, 2018:259): “Trillo: tablones con pedernales o sierras, incrustadas, para moler –trillar– la mies.